0121.jpg

Los árboles por sí solos son muy decorativos , por ello se emplean cada vez más en jardines, sobre todo los árboles esféricos altos, las especies campestres en espaldera, arbustos moldeados en forma… muy adecuados para un pequeño jardín. La forma de la hoja es lo más importante al tener en cuenta un árbol empleado en decoración, para lograr interesantes efectos decorativos.

El árbol decorativo por excelencia, es el abeto. Es un árbol de gran belleza y aroma por la originalidad de sus formas y el perfume balsámico de sus cortezas.

Es el árbol típico de las fiestas navideñas, que puede ser plantado en cualquier espacio de la casa que queramos adornar, para ser cubierto con las figuras tradicionales , luces de colores y otras características que aporten un ambiente navideño.

Además, existen multitud de árboles artificiales, sean de hierro, metal o cualquier tipo de material que pueda crear sorprendentes formas que permiten aportar originalidad , diseño y elegancia para emplearlos como elementos decorativos.

La decoración es una acción muy personal, por tanto cualquier árbol que tenga unas características atractivas y bellas, puede resultar el mejor elemento decorativo para emplear en nuestros rincones.