costales.jpg

Los fertilizantes son un tipo de sustancia química, sintética o natural; nutrientes de origen mineral creador por el hombre para favorecer el crecimiento vegetal y el enriquecimiento del suelo. A diferencia de los abonos, que son creados por la propia naturaleza y tienen origen animal o vegetal.

Los elementos que componen a los fertilizantes son nitrógeno, fósforo y potasio. Para el correcto uso de fertilizantes, debemos de tener en cuenta una serie de recomendaciones, ya que éstos pueden llegar a dañar las plantas si abusamos de ellos o no lo aplicamos de forma correcta.

Hay fertilizantes que cuyas sales minerales pueden provocar la muerte de la planta, otros con fuertes componentes fototóxicos pueden quemarlas, por ello es recomendable usarlos adecuadamente en cada caso.

Su elección y cantidad de fertilizante, dependerá del tipo de planta, aunque generalmente el fertilizante 10-10-10, se ajusta a cualquier planta. La estación más recomendada para su uso es la primavera, pero para concretar, detallamos el uso de fertilizantes en varias plantas:

-En flores Usaremos fertilizantes cuyos tres componentes básicos estén presentes, pero los mezclaremos con abonos orgánicos y aplicaremos una pequeña cantidad de fertilizante, de unos 15 a 60g cada tres meses aproximadamente. Posteriormente se aconseja regar la flor.

-En macetas Los fertilizantes se usan en forma de pastillas o tabletas para lograr una nutrición correcta. Los componentes presentes en esas tabletas no deberán contener cloruros que dañarían la maceta

-En frutales Se recomienda usar fertilizantes cuyos tres componentes básicos estén presentes ((Nitrógeno, Fósforo y Potasio), aplicando 50 g cada año del árbol, repitiendo la operación en cada cambio de estación excepto en invierno, que es cuándo el árbol no necesita nutrientes.

-En Pastos Se aplicarán fertilizantes con nitrógeno, en cada cambio de estación, regando tras cada aplicación. -Plantas Calcífugas o Acidófilas Bajo esta denominación se conocen a plantas como Azaleas, Camelias, Hortensias, Magnolias, Gardenias, cuya alimentación depende de suelos ácidos con ph ácido, ya que en ausencia de acidez, pueden morir.

Nunca deben de aplicarse fertilizantes a este tipo de plantas y debido a su necesidad de material orgánico es aconsejable plantarlas y sembrarlas por separado. Finalmente, debemos de tener en cuenta que para conseguir un aprovechamiento óptimo del cultivo y evitar la contaminación medioambiental, debemos de escoger la cantidad adecuada de nutrientes en el momento que la planta lo necesite.