decoracion-de-jardines-con-piedras.jpg

A la hora de decorar los jardines es inevitable pensar en elementos como adornos, mobiliarios originales, estanques o fuentes. En estos casos las piedras naturales resultan una muy buena opción en la decoración de los ambientes naturales de los hogares.

Estas piedras existen de diversos tipos, tamaños, formas y colores. Generalmente las que suelen utilizarse en estos ámbitos son los cantos rodados, los que pueden colocarse a los bordes de los caminos o senderos internos de los jardines; las piedras de mampostería, las cuales son utilizadas para colocar en las paredes o muros y las piedras labradas, especiales para ubicar cerca de las entradas.

La decoración con piedras ofrece múltiples posibilidades para cambiar el aspecto de los jardines con una mínima inversión y con mucho buen gusto, proporcionan un detalle elegante y rústico. El secreto de la decoración con piedras reside en la correcta selección de los tipos de cantos como también en la ubicación y el diseño de los mismos.

Una combinación de piedras con flores y plantas de colores dotará al ambiente con un bello toque personalizado. Los diseños de las decoraciones con piedras también dependerán de los distintos tipos de estilos de jardines. Si un jardín mantiene  una línea rústica, se utilizarán las piedras de mampostería, ya que las mismas reafirman los efectos naturales.

En jardines que tengan un diseño más modernizado se aconsejan los cantos rodados, ya que se consiguen de diferentes formas y materiales. Existen también jardines ambientados con un estilo oriental y, en esos casos, las piedras combinadas de varios tamaños resultan la elección más adecuada. Con una mínima inversión de dinero y con mucha imaginación, el uso de las piedras ayudará a cambiar la imagen de sus jardines.