pergolas-para-jardin.jpg

Un recurso interesante a la hora de decorar el jardín son las pérgolas. Estas estructuras suelen ofrecen sensaciones de altura, generar más espacios del que realmente tiene el jardín y ofrecer un carácter estético de elegancia.

Las pérgolas pueden ser de diferentes formas, variados materiales, colores y modelos, por lo que quienes deseen colocarlas en sus ambientes naturales, tendrán una amplia gama de modelos para elegir.

Estos artefactos son especiales para ubicarlos en sitios al aire libre. Generalmente están fabricados en madera, con forma de armazón, muy originales, que además de brindar resguardo y sombra, también ofrecen un aspecto muy pintoresco y decorativo.

Una buena opción para darle un toque personal y natural es adornarlas con flores trepadoras como enredaderas o hiedras. La sombra que brindan las pérgolas hace posible colocar el mobiliario de mesas y sillas debajo de ellas y realizar cómodamente las reuniones familiares.

Existen grandes variedades de pérgolas, algunas especiales para jardines amplios y también para lugares más pequeños. Las construidas en madera suelen proporcionar un aspecto de rusticidad, aunque también las hay de caño, madera maciza o laminada.

Sus modelos y estilos se adaptan a todos los gustos, las hay más sencillas (para quienes tengan inclinaciones hacia las formas clásicas) y también las hay recargadas, para quienes prefieran los estilos barrocos y señoriales.

Se pueden colocar al borde de las piscinas, rodeadas de arbustos o de plantaciones floridas. Los modelos más recomendados para los jardines son la “pérgola de viga sencilla”, la cual tiene un estilo funcional y está construida en base a madera maciza, lo que evita que se doble con las lluvias o el sol.

También la “pérgola Green Classique” que tienen estructuras en madera laminada y el lugar ideal para ubicarlas en junto a las piscinas o cerca de las galerías de la casa. Un modelo exótico son las “pérgolas Green Wall”, ya que están diseñadas para adosar a las paredes. Este último modelo logra agrandar los espacios y aprovechar aquellos sitios frecuentemente inutilizables.